< Ver Todos los Artículos en Urticaria

Angio ¿qué? Entender el angioedema

Muchas personas están familiarizadas con las ronchas asociadas a la urticaria. Sin embargo, para algunas personas, las ronchas rojas con picazón vienen acompañadas de otro síntoma frustrante y en ocasiones muy doloroso:  el angioedema. ¿Alguna vez oyó la expresión “inflarse” cuando las personas levantan pesas en el gimnasio y desean verse más musculosas? Bueno, el angioedema es algo parecido, excepto que no es algo para presumir. Es doloroso, puede ser grave y nadie envidiará su hinchazón. Las personas con angioedema definitivamente “se inflan”, de la peor manera posible. 

¿Qué demonios es el angioedema?

Básicamente es una manera sofisticada de llamar a la hinchazón rápida (o edema), solo que en lugar de afectar la capa externa de la piel (la epidermis) como lo hacen las ronchas, son los tejidos dérmicos más profundos (la dermis, el tejido subcutáneo, la mucosa y el tejido submucoso) los que reaccionan rápidamente.1 Al igual que las ronchas, lo que parece desencadenar el angioedema es la producción de histamina desde los mastocitos dentro de estos tejidos.2 La afección por lo general se presenta en las manos y los pies, pero también puede afectar la cabeza, el cuello, el rostro e incluso los genitales en los hombres.3 No es algo ideal, por no decir más.

¿Quién padece angioedema?

En verdad, varios de nosotros. De hecho, hasta el 20 % de las personas puede experimentar angioedema en alguna etapa de sus vidas.4 Si tiene urticaria, es posible que sea uno de ellos: el 40 % de las personas con urticaria también puede padecer angioedema.5 La afección también puede presentarse por otros motivos, ya sea por una reacción alérgica a una sustancia (como a un medicamento, a alimentos, al látex o a los animales) o a través de una afección genética conocida como angioedema hereditario.6 En raras ocasiones, el angioedema también puede ser causado por determinados tipos de cáncer o enfermedades autoinmunes como el lupus.7¿Puede ser grave?

Sí, pero es poco frecuente, por eso no se asuste cuando note la hinchazón. Solo es grave cuando afecta los tejidos del aparato respiratorio y cierra las vías respiratorias. Esto generalmente sucede cuando se trata de angioedema hereditario, que se debe vigilar de cerca y debe ser tratado por un especialista. Nuevamente: no se preocupe, el angioedema de este tipo es muy inusual con la urticaria.8  La hinchazón producto del angioedema tiende a tener un inicio más lento y a persistir durante varios días.9 En la mayoría de los casos, la afección puede ser dolorosa y muy incómoda: la hinchazón facial puede afectar la vista y es posible que no pueda ponerse los zapatos a causa de los pies hinchados.10 Puede imaginarse de qué manera esto puede afectar sus planes de compras al tener que comprar zapatos de varios talles...

¿Cuáles son las ideas erróneas frecuentes sobre el angioedema?

El angioedema puede tener un aspecto bastante alarmante y con frecuencia se confunde con una alergia.11 Es posible que piense: “¿Hinchazón? ¿Ronchas? Debe ser una reacción alérgica. ¡Ya me curé!”. Si bien el angioedema se presenta en algunos casos de reacciones alérgicas, no significa que pueda simplemente considerarlo una reacción alérgica.12 También es común pensar que es indoloro, otro error. Como se menciona anteriormente, la hinchazón puede ser muy dolorosa. De hecho, en algunos casos, el angioedema también puede afectar el sistema digestivo, lo que causa dolor abdominal y problemas intestinales.13

¿Cómo afecta su vida?

El angioedema puede causar mucha angustia mental14,15 algunas personas pueden sentirse avergonzadas de su apariencia, mientras que el diagnóstico puede ser un proceso largo y tedioso que aumenta la ansiedad.16 En un estudio, el 39 % de las personas con angioedema mostró signos de depresión.17

Entonces, ¿cuál es el próximo paso?

Si tiene preguntas sobre el angioedema, lo próximo que debe hacer es dirigirse al consultorio de su médico para analizar lo que puede ayudarle a aliviar la hinchazón y reducir el dolor.18 Y para ayudarlo en esta búsqueda, estos son algunos consejos para hablar con su médico. Entonces, si desea “inflarse” solo cuando va al gimnasio, este es el momento para visitar a su médico.