Ismail vive en Turquía, está comprometido y trabaja en un centro de investigación de apnea del sueño en un hospital local.

La urticaria crónica espontánea (UCE) de Ismail apareció súbitamente hace 2 años. Debido a la inflamación de su cara, las personas lo miran fijamente y le preguntan si ha estado en una pelea. Otros han huido creyendo que está infestado de piojos, debido a que se rasca constantemente a causa de la picazón intensa.

La belleza de Ismail nace de su rotundo rechazo a permitir que los demás lo definan, y a su deseo implacable de que su vida retorne a la normalidad.