Jesús, director de iluminación en películas comerciales, vive en México con su esposa de 32 años, y es padre de 6 hijos.

A Jesús se le diagnosticó psoriasis hace 20 años.

Las escamas secas rojas, la descamación y las placas en la piel aparecen principalmente en su espalda, sus manos y sus nudillos, lo cual afecta su habilidad para trabajar. Con el transcurso de los años, Jesús ha sentido el aguijón del asco de aquellos que no lo comprenden.

Su belleza interior yace en su constante habilidad para apoyarse en los demás para superar los retos de la vida.