Melissa es bailarina profesional, vive y trabaja en Nueva York.

Melissa desarrolló psoriasis antes de cumplir 1 año de edad, y lo que había comenzado como un pequeño parche en su mejilla, cubría el 90 % de su cuerpo para la época en que fue diagnosticada a la edad de 3 años.

A pesar de que la psoriasis había tenido un gran impacto en su vida, Melissa considera la psoriasis como solo una pequeña parte de lo que es ella. Ahora, ella es la persona que desea ser y no siente la necesidad de vivir con las limitaciones de su enfermedad.