Simone tiene 40 años de edad y es abogada.

Diagnosticada a la edad de 3 años, la voluntad de hierro de Simone se ha ido puliendo durante toda una vida de lucha.

Sus años de adolescencia fueron particularmente duros puesto que su cuerpo cubierto de placas le dificultó adaptarse a él. Su belleza se define porque su compromiso diario no permite que la psoriasis defina su confianza, estado anímico o productividad.

No se complique cuando los demás lo observen. Es problema de ellos, no suyo.