Melissa L.

Melissa, quien actualmente vive en la ciudad de Nueva York y es una exbailarina profesional, desarrolló psoriasis cuando tenía tan solo meses de edad. Lo que había comenzado como un pequeño parche en su mejilla cubría el 90 % de su cuerpo para la época en que se le diagnosticó la enfermedad a la edad de tres años. A pesar de que la psoriasis ha tenido un gran impacto en su vida, Melissa considera la psoriasis como solo una pequeña parte de lo que es ella. Melissa nos entrega un recuento muy sincero del impacto emocional de la psoriasis y la forma en que ha superado los retos que ha tenido que enfrentar.

Deseaba ser suficientemente buena para que todos quisieran bailar conmigo, sin que importara la apariencia de mi piel.