< Ver Todos Los Articulos De Urticaria Y Psoriasis

Abriéndose paso: por qué algunas enfermedades de la piel empeoran antes de mejorar.

A veces, las afecciones de la piel pueden surgir de la nada. En un momento usted está haciendo sus cosas y, de repente, aparece una terrible erupción rojiza que le sube por el brazo o empieza a rascarse el cuero cabelludo como si estuviese poseído. Es como si le hubiera pasado por arriba, a toda velocidad, el tren de la psoriasis y la urticaria con destino al pueblo de la miseria.

 

Otras veces, las enfermedades de la piel empiezan gradualmente; una pequeña zona de piel escamada en su codo que parece que se hace un poco más grande cada día, por ejemplo.

Cuando se trata de afecciones de la piel inflamatorias y autoinmunes, como la psoriasis y la urticaria crónica espontánea (UCE), los síntomas y la enfermedad difieren ampliamente de una persona a otra. Dicho esto, hay algunas posibles fases que puede llegar a reconocer.

1) “Oh, eso es raro”

Una enfermedad de la piel puede surgir a cualquier edad, aunque para la psoriasis la edad promedio de comienzo es entre los 15 y los 20 años.1 (A propósito, en un estudio se descubrió que las personas diagnosticadas antes de los 40 años tendían a tener tipos peores que aquellas diagnosticadas después de esta edad,2 pero a cada persona le afecta de manera diferente). Las lesiones en sí, sin embargo, tienden a ser muy similares de una persona a otra. Manchas redondas y coloradas cubiertas con escamas platinadas3 que tienden a afectar el cuero cabelludo, los codos, las rodillas y la parte baja de la espalda, pero pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo (incluidas las uñas). En el caso de la UCE, las pápulas elevadas características de esta afección de la piel autoinmune pueden aparecer por primera vez a cualquier edad, pero aparecen más a menudo entre los 20 y los 40 años.4

2) “Pica taaaanto”

Para algunas personas, es el aspecto de la psoriasis lo que más les molesta. Para otras, es la picazón. El problema es, como con la mayoría de las afecciones de la piel, cuanto más se rasca, más se inflama la piel. Cuánto más inflamada está, más va a picar. Antes de que se dé cuenta, se encuentra en un círculo vicioso de pica-rasca-pica y empieza a fantasear con desabrocharse la piel para salirse de ella. Generalmente, esta es la etapa cuando la mayoría de las personas finalmente van a ver a su médico con la esperanza de obtener una cura milagrosa que:Simplemente. Hará. Que. ¡PARE! Tanto la psoriasis como la UCE pueden picar excesivamente, particularmente a la noche, cuando pueden interrumpir el sueño.5 Sin embargo, intente resistir rascarse. Si bien puede sentirse bien durante dos segundos, simplemente empeorará las cosas mucho más. Es como tratar de apagar un incendio con gasolina, por ejemplo.

3) “Y pensé que no podía ser peor...”

En algunos casos, las afecciones de la piel también pueden involucrar a otras partes del cuerpo. A veces, la psoriasis afecta las articulaciones, por ejemplo; una afección dolorosa conocida como artritis psoriásica (APso). De hecho, se estima que la APso afecta a tanto como al 30 % de las personas con psoriasis.6 Aproximadamente, un 87 % de las personas con artritis psoriásica también muestra signos de psoriasis en las uñas, donde las uñas se engrosan, pierden el color y presentan hendiduras.7 Por ejemplo, en la UCE, las ronchas pueden estar acompañadas de una inflamación dolorosa de las capas más profundas de la piel conocida como angioedema. Esto puede causar que los labios, el rostro, las manos y los pies se agranden y, lamentablemente, a veces, incluso la piel de los genitales. En lugar de picazón, esto tiende a estar acompañado por una sensación de ardor, que puede durar hasta un par de días.8 Gracias por eso, UCE. El punto es, al parecer las “afecciones de la piel” a veces pueden afectar otras partes del cuerpo, y a menudo empeoran antes de mejorar.

4) “¿Cuánto durará mi agonía?”

Su médico puede recetarle una medicación para ayudar a manejar los síntomas de la piel y calmar la picazón. Esto puede ayudar a minimizar los brotes e incluso eliminarlos por completo por un tiempo. No obstante, tanto la psoriasis como la UCE son afecciones autoinmunes crónicas, así que los síntomas pueden regresar. Algunas personas notan que el estrés puede desencadenar brotes, por ejemplo. Esto tiene sentido, ya que las hormonas del estrés pueden activar al sistema inmune para que libere compuestos inflamatorios.9,10 Con el tiempo, sin duda reconocerá sus desencadenantes y podrá evitarlos mejor. También desarrollará un tratamiento con su médico que funcione mejor para usted.

5) “Bueno, esto parece estar ayudando...”

No cabe duda de que vivir con una afección de la piel es difícil. Muchos se cansan y simplemente se rinden, y nosotros estamos aquí para decir que esa no es la respuesta. Aprenda a ser usted quien decida sobre su propia piel. Para manejar el problema, comience hablando con su médico sobre el tratamiento. Él podrá establecer un plan para usted y determinar cómo manejar sus síntomas. También puede encontrar historias reales de pacientes como usted, además de consejos en Piel para vivir, como el cómo cambiar su dieta podría ayudar. Pero, principalmente, nunca debe rendirse en la búsqueda de una solución. Podría llevar algo de tiempo, pero con la ayuda de su médico determinará lo que funciona mejor para usted.

  1. Psoriasis: epidemiology, clinical features, and quality of life. R G B Langley, G G Krueger, C E M Griffiths. Ann Rheum Dis 2005;64:ii18-ii23 http://ard.bmj.com/content/64/suppl_2/ii18.full
  2. Henseler T, Christophers E. Psoriasis of early and late onset: characterization of two types of psoriasis vulgaris. J Am Acad Dermatol1985;13:450–6. http://ard.bmj.com/content/64/suppl_2/ii18.full#ref-7
  3. Psoriatic arthritis and psoriasis: classification, clinical features, pathophysiology, immunology, genetics. Psoriasis: epidemiology, clinical features, and quality of life. R G B Langley1, G G Krueger, C E M Griffiths. Ann Rheum Dis 2005;64:ii18-ii23 http://ard.bmj.com/content/64/suppl_2/ii18.full
  4. An approach to the patient with urticaria. S J Deacock. Clin Exp Immunol. 2008 Aug; 153(2): 151–161. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2492902/
  5. Factors affecting sleep quality in patients with psoriasis. Gowda S, Goldblum OM, McCall WV, Feldman SR.  J Am Acad Dermatol. 2010 Jul;63(1):114-23.  Epub 2009 Nov 26. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19944485
  6. Psoriatic arthritis and psoriasis: classification, clinical features, pathophysiology, immunology, genetics. Psoriatic arthritis: epidemiology, clinical features, course, and outcome. D D Gladman, C Antoni, P Mease, D O Clegg, P Nash. Ann Rheum Dis 2005;64:ii14-ii17. http://ard.bmj.com/content/64/suppl_2/ii14.full
  7. Nail Involvement as a Predictor of Concomitant Psoriatic Arthritis in Patients With Psoriasis. A. Langenbruch; M.A. Radtke; M. Krensel; A. Jacobi; K. Reich; M. Augustin. The British Journal of Dermatology. 2014;171(5):1123-1128. http://www.medscape.com/viewarticle/836159
  8. Urticaria and angioedema: Diagnosis and evaluation. Kevin D. Cooper. Journal of the American Academy of Dermatology. Volume 25, Issue 1, Part 2, July 1991, Pages 166–176. http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/0190962291701844
  9. Stress as an Influencing Factor in Psoriasis. Misha M. Heller, Eric S. Lee, John Y.M. Koo. Skin Therapy Letter. 2011;16(5). http://www.medscape.com/viewarticle/742811_3
  10. J Formos Med Assoc. 2005 Apr;104(4):254-63. Stress, insomnia, and chronic idiopathic urticaria--a case-control study. Yang HY1, Sun CC, Wu YC, Wang JD. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15909063

Artículos relacionados