< Ver Todos Los Articulos De Urticaria Y Psoriasis

¿Piel estresada? Hora de relajarse.

Ya sea que te encuentres atorado en un trabajo o batallando con una relación, el exceso de estrés puede estar impactando en tu salud y en tu piel. Vamos a descubrir la relación.

Si ha estado viviendo durante algún tiempo con una afección de la piel, como la psoriasis y la urticaria crónica espontánea (UCE), entonces probablemente haya aprendido a la fuerza sobre algunas cosas que desencadenan sus brotes. Tal vez, es el champú especial por el que pagó mucho dinero que dejó su cuero cabelludo con tanta picazón que hubiese querido raparse. Tal vez, es ese jersey de lana con el que lucía tan bien, pero que causó una erupción en su piel.

Pero, si bien puede evitar ese champú y probar un jersey diferente, un desencadenante que las personas no pueden evitar es el estrés. Le guste o no, el estrés es un hecho de la vida cotidiana y, lamentablemente, tiene un impacto enorme sobre su piel.

El estrés ha sido indicado como desencadenante en una gran variedad de afecciones de la piel, incluida la dermatitis,1 el acné,2 la psoriasis3 y la UCE.4 Un estudio, por ejemplo, encontró que alrededor del 40 % de las personas con psoriasis dicen que el estrés exacerba su afección,5 y otro estudio reportó que muchas personas calificaron al estrés como un desencadenante más común que infecciones, traumatismos, medicamentos, la dieta y el clima.6

De manera similar, un estudio de personas con UCE encontró que una cantidad significativa había sufrido acontecimientos estresantes en su vida previos a sus síntomas4. La afección de la piel de algunas personas aparece por primera vez durante un período particularmente estresante de su vida, mientras que otras notan que sus síntomas empeoran cuando están pasando por un momento difícil. Entonces, ¿hay alguna manera de poder evitar esto?

Deseando saber más

El problema es que el estrés no está solo en la cabeza; desencadena cambios físicos muy reales en todo el cuerpo. Gracias al campo de la Psiconeuroinmunología, el estudio del vínculo entre la mente, el sistema nervioso y el sistema inmune (imposible decirlo tres veces más rápido... inténtelo), los científicos están comenzando a comprender un poco mejor por qué sucede esto exactamente.

Cuando estamos estresados, el cerebro estimula las glándulas suprarrenales para producir las hormonas del estrés: cortisol y adrenalina. A corto plazo, estas hormonas preparan al cuerpo para responder a una amenaza particular.7 Esto era útil en los tiempos cuando teníamos que escapar de tigres dientes de sable. Pero, como eso ya no sucede, nuestro cuerpo lo activa cuando necesitamos “escapar” de una situación amenazante, como hacer una presentación importante en el trabajo (que para algunos de nosotros es igual de temible que un tigre diente de sable).

Las investigaciones sugieren que cuando se trata de afecciones de la piel como la psoriasis, el cortisol podría ser el problema. El cortisol ayuda a disminuir la respuesta inmune.8,9 Sin embargo, en personas con afecciones de la piel, pareciera que esta reacción de estrés podría estar un tanto desviada. Algunos estudios mostraron que, en situaciones estresantes, las personas con psoriasis tienen niveles de cortisol más bajos en su sangre10 y niveles de adrenalina más altos11 que aquellas personas sin psoriasis. En la ausencia de cortisol, el sistema inmune parece acelerarse, lo que desencadena la liberación de compuestos inflamatorios llamados citocinas, que podrían estimular a las células de la piel para que se repliquen más rápido.12,13 Las células se acumulan y, antes de que se dé cuenta, tiene un molesto parche escamoso que pica como loco.

En el caso de la UCE, el estrés emocional puede empeorar los síntomas potencialmente.14

Calme su cuerpo, su mente... y su piel

Entonces, ahora que sabe el qué y el por qué, aquí tiene cómo trabajarlo:

Acumule sueño reparador: Acumule sueya parece haber un vínculo entre la UCE y la falta de sueño.4 Así que, si el estrés le impide dormir por las noches, tiene un doble problema en sus manos. Intente abordar la fuente de su insomnio. Ya sea que se trate de analizar su carga de trabajo, reducir otros compromisos o simplemente decir no a hacer una maratón de su programa favorito por la noche, intente lograr al menos ocho horas de sueño. ¡Llegó el momento de depositar unas horas en su banco de sueño! También debería considerar la importancia de la “higiene del sueño”. Intente apagar sus computadoras y teléfono antes de acostarse para poder promover la relajación y dormirse más rápido. Todos necesitamos alguien con quien contar: busque ayuda en Internet, hable con amigos cercanos o busque la ayuda de un consejero. Conversar sobre las cosas que le generan ansiedad puede ayudarlo a sentirse más calmado, lo que se reflejará en el estado de su piel. Un análisis publicado por el British Journal of Dermatology encontró que algunas intervenciones, como las terapias de reversión de hábitos y cognitivo-conductuales, son particularmente beneficiosas en la administración de afecciones de la piel.15 Asegúrese de hablar con su dermatólogo sobre grupos de apoyo locales para psoriasis o UCE, así como también sobre otros profesionales de atención médica capacitados para ayudar a personas a manejar el estrés.

Abandone esos hábitos estresantes: a veces, es la manera en que manejamos el estrés en nuestras vidas lo que, irónicamente, causa más estrés. Por ejemplo, beber16 y fumar17 puede agravar sus afecciones de la piel, al igual que comer mucha comida chatarra. Intente encontrar maneras más saludables de descargar tensiones, como pasar tiempo con sus seres queridos o dar un paseo energizante por su vecindario.

Entonces, ahora que ya sabe lo malo que es el estrés para su piel, esperemos que mejore su forma de manejarlo. Sí, es molesto cuando alguien le dice que se calme y deje de estresarse, pero, ¿sabe qué? Podría tener algo de razón. Porque, en definitiva, cuanto más feliz esté, más feliz estará su piel.

  1. The role of psychological stress in skin disease. Kimyai-Asadi A, Usman A. J Cutan Med Surg. 2001 Mar-Apr;5(2):140-5. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=11443487
  2. The response of skin disease to stress: changes in the severity of acne vulgaris as affected by examination stress. Chiu A, Chon SY, Kimball AB. Arch Dermatol. 2003 Jul;139(7):897-900. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12873885
  3. Stress and quality of life in psoriasis: an update. Basavaraj KH, Navya MA, Rashmi R. Int J Dermatol. 2011 Jul;50(7):783-92. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21699511
  4. Stress, insomnia, and chronic idiopathic urticaria--a case-control study. Yang HY, Sun CC, Wu YC, Wang JD. J Formos Med Assoc. 2005 Apr;104(4):254-63. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=15909063
  5. A psychocutaneous profile of psoriasis patients who are stress reactors. A study of 127 patients. Gupta MA, Gupta AK, Kirkby S, Schork NJ, Gorr SK, Ellis CN, Voorhees JJ. Gen Hosp Psychiatry. 1989 May;11(3):166-73. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=2721939
  6. Stress as an influencing factor in psoriasis. Heller MM, Lee ES, Koo JY. Skin Therapy Lett. 2011 May;16(5):1-4. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=21611682 http://www.skintherapyletter.com/2011/16.5/1.html
  7. Website “Harvard Health Publications” – Understanding the stress response. Last accessed: 07.12.15. http://www.health.harvard.edu/staying-healthy/understanding-the-stress-response
  8. Dartmouth Undergraduate Journal of Science. Michael Randall. 2010. http://dujs.dartmouth.edu/fall-2010/the-physiology-of-stress-cortisol-and-the-hypothalamic-pituitary-adrenal-axis#.VmWWoL95rqk
  9. Psychological Stress and the Human Immune System: A Meta-Analytic Study of 30 Years of Inquiry. Segerstrom SC, Miller GE. Psychol Bull. 2004 Jul;130(4):601-30. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=15250815 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1361287/
  10. Stress and psoriasis: psychoendocrine and metabolic reactions in psoriatic patients during standardized stressor exposure. Arnetz BB, Fjellner B, Eneroth P, Kallner A. Psychosom Med. 1985 Nov-Dec;47(6):528-41. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=4070523
  11. Endocrine stress responses in TH1-mediated chronic inflammatory skin disease (psoriasis vulgaris)--do they parallel stress-induced endocrine changes in TH2-mediated inflammatory dermatoses (atopic dermatitis)? Buske-Kirschbaum A, Ebrecht M, Kern S, Hellhammer DH. Psychoneuroendocrinology. 2006 May;31(4):439-46. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=16359823
  12. Brain-skin connection: stress, inflammation and skin aging. Chen Y, Lyga J. Inflamm Allergy Drug Targets. 2014;13(3):177-90. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=24853682 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4082169/
  13. Psychological Stress and the Cutaneous Immune Response: Roles of the HPA Axis and the Sympathetic Nervous System in Atopic Dermatitis and Psoriasis. Hall JM, Cruser D, Podawiltz A, Mummert DI, Jones H, Mummert ME. Dermatol Res Pract. 2012;2012:403908. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=22969795 http://www.hindawi.com/journals/drp/2012/403908/
  14. Website “NHS Choices” – Urticaria (Hives). Last accessed: 10.12.15. http://www.nhs.uk/conditions/Nettle-rash/Pages/Introduction.aspx
  15. A meta-analysis of the effectiveness of psychological interventions for adults with skin conditions. Lavda AC, Webb TL, Thompson AR. Br J Dermatol. 2012 Nov;167(5):970-9. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22924999
  16. Alcohol and skin disorders: with a focus on psoriasis. Kazakevich N, Moody MN, Landau JM, Goldberg LH. Skin Therapy Lett. 2011 Apr;16(4):5-6. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21611681 http://www.medscape.com/viewarticle/742538_3
  17. Smoking and skin disease. Thomsen SF1, Sørensen LT. Skin Therapy Lett. 2010 Jun;15(6):4-7. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20532469

Artículos relacionados